domingo, 15 de octubre de 2017

Cocina en Pelis y Series (I): Pizza Margarita de "Come, reza, ama".

Bueno, pues empezamos con la serie de recetas que voy a publicaros en el blog con platos que aparecen con gran protagonismo en algunas películas o series de televisión: Cocina en Pelis y Series.
Para empezar con ella, y aprovechando que tenemos una base de pizza tradicional napolitana recién preparada en la anterior entrada, vamos a preparar una pizza Margarita como la que come Julia Roberts en la película "Come, reza, ama". En esta película también sale disfrutando la misma actriz de un buen plato de pasta con salsa de tomate, aunque en realidad como no he visto la película no sé deciros con seguridad qué salsa es, habrá que investigarlo...


Vamos pues con nuestra receta de Pizza Margarita con base tradicional Napolitana:


Ingredientes para una pizza mediana (2 personas):
  • Por supuesto, una base de pizza a ser posible casera como os enseñé en la entrada Base de pizza estilo Nápoles. En caso de no tenerla podéis hacerla con una base comprada o bien con una torta de aceite, que da muy bien resultado como base, en este último caso no daremos el primer horneado, ya que la torta ya está cocinada. Así mismo, en la misma entrada tenéis la receta exprés para poder preparar la salsa de tomate para vuestra base si es comprada o si optáis por la torta de aceite.
  • 1 tomate pera bien maduro de unos 150-200 gramos.
  • 1 bola de mozzarella de búfala.
  • 5-6 hojas grandes de albahaca fresca.
  • Aceite de oliva Virgen Extra (para el toque final).

Preparación:
  • Según la base que vayáis a utilizar, los primeros pasos a seguir serán:
    • Base comprada ya preparada: prepararemos la salsa de tomate como os indico en la anterior entrada del blog y con ayuda de una cuchara pondremos 4 o 5 cucharadas sobre la masa que tendremos a temperatura ambiente y la extendemos sobre ésta. Dejamos reposar 30 minutos y pondremos en el horno precalentado previamente a 250 ºC durante 10 minutos.
    • Base con torta de aceite: Cortamos la torta de aceite por la mitad en horizontal, podemos aprovechar a hacer 2 bases si es de las tortas con miga. En caso de ser de las tortas de aceite que son casi sólo corteza (mis favoritas), usaremos la torta tal cual está, sin dividirla. Untamos bien con la salsa de tomate y sin dejar reposar demasiado (para que no se humedezca el pan en exceso), pasamos al siguiente paso (aquí no horneamos la base para que la torta no se tueste y amargue).
    • Base casera ya horneada: pues tan sólo una vez que la tenemos recién horneada (acabados los pasos de la entrada anterior), pasamos al siguiente paso.

  • Lavamos el tomate y lo cortamos en láminas de medio centímetro más o menos. Escurrimos la mozzarella y la cortamos también en rodajas del mismo grosor. Lavamos y escurrimos bien las hojas de albahaca y las picamos en tiras finas.
  • Sobre la base inicial ya horneada (a no ser que uséis torta de aceite) vamos a ir distribuyendo los ingredientes de nuestra pizza: primero la mozzarella, luego el tomate y rematamos espolvoreando las tiras de albahaca sobre el conjunto.


  • Tendremos el horno ya caliente a 250 ºC y metemos nuestra pizza durante unos 15 minutos. Lo ideal sería tener un horno mucho más potente pata conseguir que se cocine todo muy rápido y la humedad de los ingredientes no pasase a la base y ésta quedase totalmente crujiente, de modo que si vuestro horno tiene posibilidad de incrementar la temperatura de cocinado os aconsejo que lo pongáis al máximo y recortéis el tiempo, el resultado será muy superior.
  • Sacamos con cuidado del horno y rematamos nuestra pizza con un chorrito de aceite de oliva Virgen Extra.

Bueno, a partir en porciones y compartir... o no. Jejejejeje. ¡Hasta la siguiente entrada!